Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2008

Feliz Navidad...

Imagen
...y próspero año nuevo.

El payaso informático

El día que comprendí que en realidad no era un ser humano si no una maquina sufrí un colapso nervioso. O tal vez debiera decir un trastorno informático. Lo supe todo cuando comencé a ver las imágenes en formas caleidoscópicas y no de manera convencional. Esas fueron las primeras señales de alarma. Eso y los ruidos en la cabeza. Las formas desproporcionadamente grandes de los carteles en la calle y los ruidos excesivamente fuertes de las bocinas en los autos. Fue una revelación casi instantánea que venía siendo sospecha desde que aquella sesión en terapia en que mi siquiatra me dijo: -Sos un ser humano, no una máquina-. Ahí comencé a sospechar. Era demasiado obvio tal concepto para que tuviera que ratificármelo de ese modo. Dejé morir la sospecha, dejé que durmiera en el colchón de mi conciencia, o debía decir mi disco rígido, y que finalmente la memoria la evaporara completamente. Pero súbitamente el otro día, en plena primavera de 2008 lo supe. Yo no era un humano, era un androide. U…

Insubstancial

Imagen
María siente que desaparece cuando habla de su gata preferida. La gata que le regaló Luciano para el cumple. Ella quería un gato callejero, un señor gato pero Lu optó por una siamesa de treinta días. Cuando evoca a su gata en una conversación se desintegra se ausenta se vuelve invisible. Se transporta a un lugar – con nieve donde ella es un gato en un país de gatos, hay pinos y el sol brilla siempre como en un atardecer cálido, ella se alimenta de las ratas que caza en el bosque y juega con los demás gatos, todos salvajes, todos amigos-. En ese lugar está a salvo de todo y de todos. A veces tiene riñas de gatos. Son feroces y ruidosas pero sale ilesa y vuelve a su casa en el bosque en el árbol más añoso del bosque milenario.

Del mismo modo que se desmaterializa cuando nombra a su mascota, su amigo tiene el poder de traerla de vuelta a este planeta. Si ella se desvaneció tras una idea o alguna palabra, el la nombra con voz firme y segura. –María Sánchez Loria-, le dice acentuando las co…