Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2011

Frágil

Imagen

El dragón azul y el dinosaurio que fuma

Hablan de demonios azules. Los dragones de la nostalgia. Los que hay que exorcizar cada luna llena para purificar el corazón y barrer todas las lágrimas que puedan inundar el cuerpo y los pulmones. Yo tengo uno. Cuando estudiaba escribí una vez una poesía a la luna: -Hechizadme…-le pedía con la solemnidad propia de un bardo de la corte de la reina Isabel Primera de Inglaterra.
La profesora me dijo con displicencia: -Bien. Hay que exorcizar los demonios azules cada tanto-. A mi me parecía que mi poesía era maravillosa.
Decía así y la había escrito para “Literatura Infantil” una materia que formaba parte del plan de materias extracurriculares del profesorado en Inglés con Orientación a la enseñanza primaria.
Bewitch me moon ´Cause I´m tired of being a rational fool
If you bewitch this selfless self I´ll serve in your lunatic troop If you cast thy spell on me I´ll desert the healthy host forever
Bewitch me moon Don´t steal away so soon Here comes thy golden groom Your nightly veil to lif…

Ropero

Imagen

By pass

Corría julio del 2000. Acababa de bajar del avión de “American Airlines” que nos trajo a Luz y a mí de regreso de los Estados Unidos . Fue un vuelo veloz que atravesó rasante el colchón de nubes del ecuador y los pulmones de América latina. Venía con mis valijas y las bolsas del duty- free- shop rodando en un taxi por avenida Belgrano. Le había dado las indicaciones al chauffer:


- Avenida Belgrano al mil quinientos cuarenta y pico, pasando el departamento de Policía- Quise ir directo al trabajo sin dejar el equipaje por casa. No deseaba tomarme ni un respiro. Quería estar allí. Mi presencia era indispensable. No vaya a ser que los alumnos perdieran un valiosísimo día de clases.


Veintinueve de Julio de 2000. Estoy desesperado. Acorralado por los cuatro costados. Las deudas son impagables. Trabas y burocracias por todos lados. Miro la bala. Es una. Sé donde hará impacto. Tiene hora y destino fijados de antemano. Cargo el arma. Escribo la carta. Está dirigida a él. Mañana mi desaparición…

Una caja con forma de corazón

Imagen
Voy a compartirles un pequeño secreto. Quiero que conozcan mi super hiper suave caja con forma de corazón. A los chicos les encanta mi caja. Bueno, si, a veces piensan: Acá viene ella de vuelta con su cómica y curiosa caja. Está llena de sorpresas. En su interior podés encontrar monedas doradas de chocolate de verdad que valen : 100 besos, títeres para los dedos para hacer pequeñas obras, pompas de jabón, un reloj de arena para jugar a que el tiempo vuela, velitas para soplar en los cumpleaños, dados para jugar juegos de mesa, pelotas anti estrés para apretujar, arrojar y agarrar, en fin, toda clase de cosas imaginables. También uno puede pedir un deseo y depositarlo en la caja. Podés estar seguro de que no le contaré a nadie. Ese será nuestro trato. Podés soñar y jugar y escribir poesía y dibujar poesía. Sé libre. Podés llorar de risa. Y reir llorando. Podés dejarte sorprender. Vamos. Pedí un deseo o dos. Pensá por ejemplo qué te gustaría aprender este año, qué nuevas cosas o qué mun…