jueves, 3 de marzo de 2011

Una caja con forma de corazón

Voy a compartirles un pequeño secreto. Quiero que conozcan mi super hiper suave caja con forma de corazón. A los chicos les encanta mi caja. Bueno, si, a veces piensan: Acá viene ella de vuelta con su cómica y curiosa caja. Está llena de sorpresas. En su interior podés encontrar monedas doradas de chocolate de verdad que valen : 100 besos, títeres para los dedos para hacer pequeñas obras, pompas de jabón, un reloj de arena para jugar a que el tiempo vuela, velitas para soplar en los cumpleaños, dados para jugar juegos de mesa, pelotas anti estrés para apretujar, arrojar y agarrar, en fin, toda clase de cosas imaginables. También uno puede pedir un deseo y depositarlo en la caja. Podés estar seguro de que no le contaré a nadie. Ese será nuestro trato. Podés soñar y jugar y escribir poesía y dibujar poesía. Sé libre. Podés llorar de risa. Y reir llorando. Podés dejarte sorprender. Vamos. Pedí un deseo o dos. Pensá por ejemplo qué te gustaría aprender este año, qué nuevas cosas o qué mundos completamente nuevos te gustaría explorar y descubrir. Escribilo en un pedazo de papel, no es necesario que pongas tu nombre. Yo no sabré que se trata de vos. Ahora deslizalo con gentileza en la caja con forma de corazón. Y volemos juntos, flotemos ligeros como una pompa de jabón o una pluma al azar.


caja

                                                                    títeres de dedos

                                                                  monedas de chocolate

                                                                     pompa de jabón 

pelota y dados



                       ¿Cuántas palabras se te ocurren?



No hay comentarios: