martes, 1 de enero de 2008

Año nuevo, blog nuevo.

Como lo dice el título. Año nuevo. Blog nuevo. No es que no quiera seguir "La Tempestad" pero renovarse es vivir dicen por ahí y acá estoy.

Comencé el año brindando. Y a las doce y cinco salimos a Diaz Velez a ver los fuegos artificiales, mi hermana y yo con la copa de champán todavía en las manos, mi hermano y mi viejo con las llaves de casa en sus llaveros y la novia de mi hermano con su celular. En el cielo refulgían las luces artificiales y prácticamente no había autos en las calles.

Esta vez no me emborraché aunque como le dije a mi hermano Agustín en Houston, I was half drunk by the time we called him and wished him a Happy New Year.

Bien. So here I am. Deseando que todos los que están cerca mío y los que no también, comiencen un excelente dos mil ocho. Como la escuché decir a alguien hace poco, que se les cumplan todos los deseos...o casi todos.

2 comentarios:

S. C. P. dijo...

Ay!!!!
Cómo me perdí este blog... Es imposible hoy rastrear las causas de tal insuceso. Pero afortunadamente tú, querdisísima, no fuiste muy prolífica aquí, así que he recuperado el tiempo perdido en una sola noche de borrachería lúdica.
No dejes esto arrumbado en un arcón. Tiene un sabor tan a ti que sería una pena perderlo.

Ah... tengo que decirlo: estoy enamorada. Tengo que aclararlo: estoy enamora de un libro. Tengo que abundar: me enamoré de "Salvo el Crepúsculo", de Cortázar. Así que me reconcilié con él. ¿Recuerdas mi opinión sobre Rayuela?
Te quiero mucho.
La Ferro Etílica

Loli dijo...

Querida Laferro etílica:

Cómo olivdarte y olvidar tus dichos. Yo no recuerdo tu opinión sobre rayuela pero si recuerdo la fuerza y la pasión con la que defendiste tu Ulises de Joyce. No me tocó leer salvo el crepúsculo pero comprendo ese loco amor. Yo me enamorado de varios libros también y ellos, ingratos ellos, me han sorbido el seso y la mollera, como quizás sea de tu conocimiento.

Te quiero mucho,

La happpy medium.